Con el Estatuto Básico del Empleado Público se producen importantes innovaciones en la ordenación de nuestro sistema de empleo público, innovaciones todas ellas que, en los ámbitos más distintos (acceso, carrera profesional, sistema de evaluación, movilidad, retribuciones, gestión de los recursos humanos, derechos colectivos...), se van a poner debidamente de relieve en los capítulos siguientes. En este sentido, debemos decir que estamos ante una norma "histórica", y ello en un doble sentido. Por un lado, se trata de romper con la dispersión regulatoria y el desfase que han caracterizado nuestra ordenación del empleo público durante muchas décadas, que en los últimos años se ha regido por una normativa plural fundamentalmente proveniente de los ochenta. Por otro lado, y de cara al futuro, se trata de una norma que apuesta decididamente por una modernización permanente de los recursos humanos públicos, en gran medida como medio de mantener unas administraciones públicas capaces de hacer frente a los nuevos retos que se presentan en nuestra sociedad en la defensa ineludible de los intereses públicos. Esta dualidad se traduce en una normativa que está claramente arraigada en la situación legal precedente, circunstancia ineludible por la conexión constitucional, como se observa en el predominio de la función pública dentro del esquema del empleo público, pero que contiene también incorporaciones novedosas incluso con relación a la ordenación privada del personal, como es el caso del desarrollo de los códigos de conducta.

ESADE

Back to home

del Rey Guanter, Salvador; Férez Fernández, Manuel; Sánchez Torres, Esther

Comentarios al Estatuto Básico del Empleado Público

01/2008
Con el Estatuto Básico del Empleado Público se producen importantes innovaciones en la ordenación de nuestro sistema de empleo público, innovaciones todas ellas que, en los ámbitos más distintos (acceso, carrera profesional, sistema de evaluación, movilidad, retribuciones, gestión de los recursos humanos, derechos colectivos...), se van a poner debidamente de relieve en los capítulos siguientes. En este sentido, debemos decir que estamos ante una norma "histórica", y ello en un doble sentido. Por un lado, se trata de romper con la dispersión regulatoria y el desfase que han caracterizado nuestra ordenación del empleo público durante muchas décadas, que en los últimos años se ha regido por una normativa plural fundamentalmente proveniente de los ochenta. Por otro lado, y de cara al futuro, se trata de una norma que apuesta decididamente por una modernización permanente de los recursos humanos públicos, en gran medida como medio de mantener unas administraciones públicas capaces de hacer frente a los nuevos retos que se presentan en nuestra sociedad en la defensa ineludible de los intereses públicos. Esta dualidad se traduce en una normativa que está claramente arraigada en la situación legal precedente, circunstancia ineludible por la conexión constitucional, como se observa en el predominio de la función pública dentro del esquema del empleo público, pero que contiene también incorporaciones novedosas incluso con relación a la ordenación privada del personal, como es el caso del desarrollo de los códigos de conducta.
More Knowledge
Comentarios al Estatuto Básico del Empleado Público
del Rey Guanter, Salvador; Férez Fernández, Manuel; Sánchez Torres, Esther
Madrid (Spain): La Ley, 01/2008
1063 p.
Manuales profesionales La Ley;

Related publications

Back to home